Docentes anuncian una demanda por plagio contra el rector de la Universidad Rey Juan Carlos

Tamara Montero | SANTIAGO / LA VOZ
08/12/2016 11:45

www.lavozdegalicia.es

Al profesor de Historia Medieval de la USC Carlos Barros le llegó un día lo que llaman cotejo, una comparación entre artículos académicos. Y cuál fue su sorpresa cuando se encontró con que el rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Fernando Suárez Bilbao, firmaba un texto sobre la peregrinación con párrafos calcados de la traducción para una revista argentina de un artículo sobre la peregrinación que se publicó originariamente en italiano. Barros, junto con otros cuatro profesores de las universidades de Barcelona, Alicante y Oviedo, envió ayer un comunicado en el que exige la dimisión del rector madrileño, al que acusa de plagio, «algo que fixo nun número elevado de artigos e de libros cos que copiando foi construíndo un currículo que é falso».

Los cinco docentes también anuncian en el comunicado su intención de presentar una demanda por vía judicial contra Suárez Bilbao. Todavía valoran si será conjunta o la presentarán de manera individual y si será por la vía civil o por la penal. «Haberá algunha iniciativa para que un xuíz ou máis dun xuíz tomen cartas no asunto», explica el docente compostelano, que añade que se trata de que «non quede sen algún tipo de sanción académica, xudicial ou política» un «mal exemplo» que «desprestixia a toda a universidade española» y que puede dar un rector de una universidad que además tiene un sistema anticopia para los estudiantes.

¿Estudian cómo emprender la vía judicial porque creen que la política y la académica no tendrán consecuencias? «Imos en todas as direccións. A primeira, naturalmente, é a política», porque se trata de una institución pública y de un cargo de representación importante. Por eso, exigen los afectados que la presidenta de la Comunidad de Madrid y especialmente su consejero de Educación -profesor en la Rey Juan Carlos- «tomen postura» en el asunto. La vía académica, en principio, es la que ven más complicada. Porque «non esperamos nada» de la comisión creada por el vicerrectorado madrileño, porque «parece que de maneira activa ou pasiva apoian ao reitor», por lo que creen que «teñen que actuar os poderes públicos». Por el momento, el Suárez Bilbao -que en una declaración institucional tachó este escándalo como un «nuevo episodio de difamación y acoso» a la universidad madrileña- ha sido convocado por la Conferencia de Rectores para que dé explicaciones.

Anuncios