Crece la presión contra el rector que plagió textos

EL MUNDO|Alicante
11/12/2016 10:02

elmundo.es

El catedrático de instituto Luis Barbastro Gil, uno de los cinco profesores firmantes de una carta en la que acusan de plagio a Fernando Suárez, rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), defendió ayer que este debe dimitir tras tildar el plagio de «corrupción intelectual, algo escandaloso y punible».

Entre los otros profesores afectados y firmantes de la carta pidiendo la dimisión se halla también Emilio La Parra, de la Universidad de Alicante; el rector Carlos Barros Guimeráns, de la Universidad de Santiago de Compostela; e Ignacio Fernández Sarasola de la Universidad de Oviedo.

En declaraciones a Efe, este profesor jubilado de Alicante explicó cómo el rector, que es catedrático de Historia del Derecho en esa universidad madrileña, ha copiado «páginas enteras» de un artículo titulado La Iglesia y las Cortes de Cádiz, que Barbastro publicó en el número 121 de la prestigiosa revista España Sacra, del CSIC, en 2008.

«He podido cotejar todas las páginas, ha hecho un auténtico fusilamiento de mi trabajo, copió páginas íntegras, con citas incluidas en mi artículo, incluso con referencias literales que hice en algún libro mío», explica Barbastro, que tilda el suceso de «algo tremebundo» en un doctor en Historia del Derecho, catedrático y rector de universidad desde 2013.

Se trata de una investigación sobre el plan de reforma de la Iglesia española impulsado por José Bonaparte, a partir de un documento original que Barbastro localizó en los Archivos Nacionales de París, donde estuvo varios meses con una beca del gobierno valenciano.

Fruto de ese trabajo es el libro Los Afrancesados, que Barbastro Gil publicó también a través del CSIC con el material del Archivo José Bonaparte, incluido este documento «muy valorado» y que el profesor valenciano «guardaba como oro en paño» porque era «prácticamente inédito» y del que hizo una copia autorizada.

Fue una investigación «ardua y laboriosa, muy cotejada con la historiografía», según Barbastro, que se quedó «especialmente consternado» tras conocer que Fernando Suárez había «fusilado» su trabajo en una obra coral que publicó en 2011 en colaboración con otros autores sobre las Cortes de Cádiz.

En el segundo de los cuatro volúmenes de la obra, dirigida por el profesor José Antonio Escudero y publicada por Espasa Calpe, Suárez Bilbao escribe un artículo sobre la Iglesia y las Cortes de Cádiz en el que «me fusila a mí y a otros autores», continúa el profesor jubilado.

«Creo que hace una cita a mí al final, pero de forma global como a los demás autores», en vez de hacer citas a pie de página y entrecomillados, «es el colmo, es inédito», según el profesor valenciano.

«No voy a ir a ningún tribunal», asegura Barbastro, que a diferencia de otros firmantes de la carta, como el profesor de la Universidad de Barcelona Miguel Ángel Aparicio, solo pretende «que la opinión pública lo conociera, que hubiera publicidad y que este señor al menos tuviera la voluntad de reconocer su equivocación, la comisión de un delito y que renunciara a su puesto».

En octubre pasado, varios medios de comunicación alertaron de que el rector de la URJC habría copiado en un artículo para la revista jurídica ‘Anuario de Historia del Derecho Español’ parte de un libro del excatedrático de la Universidad de Barcelona Miguel Ángel Aparicio, al que solo cita una vez en su texto.

En las sucesivas semanas, se fueron denunciando otros supuestos plagios cometidos por Suárez, quien en una declaración institucional leída ante el Consejo de Gobierno de la URJC el 25 de noviembre negó que pudiera considerarse plagio, al no obtener «rendimiento económico» de ello, y escudándose en «una disfunción» derivada de los grupos de investigación en los que se integra.

Anuncios