La Asamblea de Madrid invitará al rector a explicar sus plagios pese al voto en contra del PP

Carmen Moraga
13/12/2016 13:48

eldiario.es

El PP está dispuesto a impedir que el rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), Fernando Suárez, acuda a la Asamblea de Madrid a dar explicaciones sobre sus plagios. Hace unos días los populares lograron el apoyo del PSOE y de Ciudadanos para que el Consejero de Educación del Gobierno de Cristina Cifuentes no tuviera que contestar a una pregunta oral en pleno sobre este mismo asunto, registrada por Podemos. Este mismo consejero, Rafael Van Grieken, es catedrático de esa misma universidad.

Pero esta vez se han quedado solos en la Mesa de la Asamblea. Los socialistas y el partido naranja han apoyado la otra petición de Podemos en la que solicitan que se “invite” a Suárez a comparecer en la Comisión de Educación de la Cámara regional para dar la versión de esos plagios. El rector, no obstante, puede negarse a ir argumentando “autonomía universitaria”, por la que solo tiene que rendir cuentas ante las autoridades académicas, que se han lavado las manos ante el escándalo. Solo él es competente para investigarse a sí mismo.

Tampoco parece estar muy interesada en pedirle explicaciones la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, cuyo Gobierno mantiene con sus presupuestos a la Universidad Rey Juan Carlos. Se da la circunstancias, además, de que Suárez contrató a una de sus hermanas en la universidad de manera ilegal.

Cifuentes ha evitado pronunciarse este domingo en el programa de La Sexta El Objetivo sobre los plagios y ha esquivado las preguntas de la periodista Ana Pastor para apuntar a la autonomía universitaria. La presidenta regional ha esgrimido que “hay abierta una investigación en la universidad” y “tendrá que ser la propia universidad la que se pronuncie”.

El PP, único grupo que se opone

Precisamente en la reunión que celebró este lunes la Mesa del parlamento regional, su partido, el PP, fue el único grupo que votó en contra de la iniciativa de Podemos, según confirmaron fuentes parlamentarias a eldiario.es.

El PSOE y Ciudadanos argumentan que el motivo de que ellos hayan cambiado de actitud es que una cosa es que la Asamblea no pueda interferir en los asuntos universitarios y otra que se le pida al propio rector que acuda a dar la versión de los hechos de forma voluntaria. “Debería venir porque estamos ante un caso muy grave”, asegura el socialista Modesto Nolla.

También los dirigentes Ciudadanos opinan que el rector no debería esconderse ante la “alarma social” que están causado las numerosas informaciones que se han ido conociendo sobre sus plagios.

La Comisión de Educación tiene prevista una reunión este mismo miércoles. Pero ese punto –la petición de comparecencia del rector– no figura en el orden del día. Sin embargo, está previsto que la Mesa y los portavoces de este órgano decidan esta misma semana fijar la fecha para pedirle que acuda, para lo que los servicios de la Cámara debe notificárselo con 48 horas de plazo.

De este modo, el rector podría comparecer en la Comisión el miércoles 21. De lo contrario, el caso quedaría postergado hasta después de Navidad, algo que Podemos sospecha que es lo que pretende el PP.

De todas formas, salvo sorpresas, no hay muchas esperanzas de que Fernando Suárez decida ir a la Asamblea. El rector argumenta que no tiene obligación y recuerda lo mismo que Cifuentes, que ya ha habido una “investigación” –pedida y controlada por él mismo– sobre sus plagios. En realidad, la universidad no informa de si esa comisión de investigación está o no en marcha.

El comportamiento de Fernando Suárez ha llevado no solo a que estudiantes de la universidad pública que él dirige pidan su dimisión, sino a que también lo hagan un grupo de profesores y catedráticos plagiados.

Miguel Ángel Aparicio Pérez (Universidad de Barcelona), Luis Barbastro Gil (Universidad de Alicante), Carlos Barros Guimeráns (Universidad de Santiago de Compostela), Ignacio Fernández Sarasola (Universidad de Oviedo) y Emilio La Parra López (Universidad de Alicante), han firmado un comunicado conjunto en el que manifiestan su indignación “ante la vergonzosa imagen que la persistencia de ese señor en el cargo que actualmente desempeña está ofreciendo de la Universidad pública española”. La presión sobre él aumenta pero el rector permanece en su cargo.

El último episodio conocido de Fernando Suárez, que publica este martes eldiario.es, es que ha hecho una carrera fuera de España gracias a un convenio pagado con 150.000 euros al año de dinero público, según confirma la memoria de la URJC de 2014.

Anuncios