Las universidades madrileñas ‘se mojan’ tras el plagio del rector de la URJC

ASIER MARTIARENA
14/12/2016 14:32

lavanguardia.com

Cinco semanas de silencio han terminado hoy cuando los rectores de las universidades de Alcalá, Autónoma de Madrid, Carlos III, Complutense y Politécnica de Madrid han emitido un comunicado conjunto en el que manifiestan su “profunda preocupación” por los presuntos plagios académicos del rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Fernando Suárez.

En octubre pasado, varios medios de comunicación alertaron de que el rector de la URJC habría copiado en un artículo para la revista jurídica ‘Anuario de Historia del Derecho Español’ parte de un libro del excatedrático de la Universidad de Barcelona Miguel Ángel Aparicio, al que solo cita una vez en su texto.

A este respecto han señalado su “rechazo ante cualquier forma de plagio” pues, como han destacado, “el trabajo académico se basa en un escrupuloso respeto y reconocimiento de la autoría intelectual, principio que debe ser en todo momento inquebrantable y de aplicación a cualquier miembro de la comunidad académica”.

Los rectores, que junto con el propio Suárez conforman la Conferencia de Rectores de Universidades de Madrid (CRUMA), han indicado que la ciencia y el conocimiento avanzan “gracias a la socialización y puesta en común de las ideas y trabajos, para que puedan ser utilizados por otros, pero su uso debe ser adecuadamente citado y reconocido”.

Esto, han añadido, “cobra aún más importancia en los entornos actuales de ‘open research and innovation’ (ciencia e innovación en abierto)”.

Por eso, “cualquier indicio de plagio, fundadamente contrastable, debe ser debidamente denunciado ante las instancias correspondientes, que habrán de estudiarlo rigurosa, objetiva y diligentemente, con las máximas garantías para todos los afectados, a fin de restablecer, en el menor tiempo posible, el principio de conducta académica antes mencionado”, han añadido.

Por último, entienden también que las autoridades académicas deben “respetar y velar por el cumplimiento de este principio, que constituye una norma ética fundamental” de su “quehacer cotidiano y de la reputación” de las instituciones.

El Gobierno regional espera para mover ficha

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, no se pronunciará sobre el presunto plagio del rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJ), Fernando Suárez Bilbao, hasta que lo haga la universidad.

Así lo ha dicho en el Hospital Niño Jesús preguntada por el presunto plagio cometido por el rector de la URJC, una conducta que ha sido reprobada por los rectores de las otras cinco universidades madrileñas.

”Creo en la autonomía universitaria, hay una investigación abierta dentro de la universidad y el Gobierno de la Comunidad, respetando esa autonomía no nos vamos a pronunciar hasta que lo hagan la propia universidad y sus órganos de gobierno”, ha zanjado.

Presión del profesorado

El catedrático de instituto Luis Barbastro Gil, uno de los cinco profesores firmantes de una carta en la que acusan de plagio a Fernando Suárez, rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), defendió ayer que este debe dimitir tras tildar el plagio de “corrupción intelectual, algo escandaloso y punible”.

En declaraciones a Efe, este profesor jubilado de Alicante explicó cómo el rector, que es catedrático de Historia del Derecho en esa universidad madrileña, ha copiado “páginas enteras” de un artículo titulado La Iglesia y las Cortes de Cádiz, que Barbastro publicó en el número 121 de la prestigiosa revista España Sacra, del CSIC, en 2008. “He podido cotejar todas las páginas, ha hecho un auténtico fusilamiento de mi trabajo, copió páginas íntegras, con citas incluidas en mi artículo, incluso con referencias literales que hice en algún libro mío”, explica Barbastro, que tilda el suceso de “algo tremebundo” en un doctor en Historia del Derecho, catedrático y rector de universidad desde 2013.

Anuncios