El rector de la Rey Juan Carlos se niega a dar explicaciones por una decena de plagios

JOAQUÍN VERA
16/12/2016 13:58

elespanol.com

Mutismo en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Los casos en los que Fernando Suárez supuestamente plagió párrafos en sus artículos sin citar a las fuentes originales se van multiplicando y desde la universidad pública se niegan a hacer ningún tipo de explicación para aclarar el asunto. “No vamos a hacer declaraciones, no vamos a hacer declaraciones”, repiten una y otra vez desde el departamento de Comunicación de la institución que aún dirige Suárez.

El historial de fusilamientos de párrafos, hasta la fecha, comienza cuando Suárez es vicerrector de la Rey Juan Carlos en 2006. En aquel año plagió al catedrático de Derecho, Miguel Ángel Aparicio. En ese texto, según publicó eldiario.es, Suárez copió un 68% del otro documento de Aparicio y sólo lo nombraba una vez en el pie de página. “Me ha plagiado párrafos y páginas completas y lo voy a demandar”, amenazó Aparicio.
El listado de plagios se extiende a una alumna de la Universidad Complutense de Madrid, al presidente de la Real Academia de la Historia, al cónsul de Portugal y a un honoris causa de la Universidad de Harvard. En todos ellos se repite la misma forma de plagio: combinación de párrafos originales con otros copiados. En estos últimos, en ocasiones, repite hasta las erratas.

Funcionarios de la Universidad Rey Juan Carlos explican a este diario que “no entienden” la gestión que está haciendo el rector de este asunto. Prefieren permanecer en el anonimato, pero aseguran que Suárez repite que este es un caso que afecta a su “ámbito personal, individual e íntimo”.

En línea con lo que ya explicó el máximo responsable de la institución en el último Consejo de Gobierno celebrado en la Universidad, donde declaró que estaba siendo víctima de una “campaña de difamación y de acoso” y los supuestos plagios se podrían deber a “disfunciones”. “Soy humano”.

Ante todas las informaciones publicadas, la Conferencia de rectores de universidades españolas (CRUE), semanas después de conocerse el escándalo, movió ficha. El máximo responsable de la cúpula universitaria, Segundo Píriz, pidió este miércoles al rector de la Rey Juan Carlos que abandonase la vocalía que ostentaba en el Comité Permanente para no “perjudicar el prestigio” de la institución.

Un rechazo que se suma al mostrado por los demás rectores de las universidades públicas madrileñas, quienes a través de un comunicado conjunto subrayaron que “el trabajo académico se basa en un escrupuloso respeto y reconocimiento a la autoría intelectual”. “Cualquier indicio de plagio fundadamente contrastable debe ser debidamente denunciado ante las instancias correspondientes”.

Anuncios